"Soluciones de desarrollo humano al servicio del Desarrollo Organizacional..."

lunes, 22 de diciembre de 2014

Si lo hice, no lo hice?...Cerrando ciclos!

Es importante cerrar los ciclos en el trabajo? 

La respuesta a esta pregunta es DEFINITIVAMENTE SI!...y más allá, cerrar ciclos no sólo es importante en el trabajo, también lo es en la vida misma. 

Pero primero, qué es "cerrar ciclos?" 
Para muchos es una oportunidad que se dan los seres humanos de superar episodios del pasado, que pudieran incluso hacerles algún daño emocional o espiritualmente hablando. En este artículo, no nos iremos a estos planos emocionales o espirituales; abordaremos el tema desde el punto de vista de "dar cierre a las etapas de diversas tareas y/o asignaciones en el trabajo, cuya responsabilidad asumimos".

Lo que veremos serán algunas ideas para ayudarnos a ir concluyendo fases de trabajos que nos impiden organizarnos, tener el control de las informaciones, obtener resultados, centrarnos e ir adelante en otras fases, etapas o proyectos. 

Desarrollar disciplina alrededor de nuestras actividades de trabajo es un hábito indispensable para ir en pos de resultados positivos y valiosos: con tranquilidad. 

En ocasiones ese devenir natural que se supone que debe tener los procesos (Planificar, iniciar, realizar, controlar, evaluar, terminar)...puede verse afectado por múltiples factores, entre éstos el mal hábito que desarrollamos de empezar muchas cosas de forma simultánea. 

Este hábito incluso ha sido valorado y fomentado por la sociedad actual, se ha llamado multitasking (Multitarea) y el término nos viene heredado de la informática (Significa que una computadora acepta diversas conexiones, siendo mas rápido que un puerto USB); para los recursos humanos, es un término que alude a la capacidad de poderse desenvolver de forma paralela en diversas áreas. Pero, si esto se ha convertido en un valor agregado del Recurso Humano, también ya se ha estudiado el efecto que está teniendo sobre la productividad. 

Sin embargo, a pesar de ser bueno convertirse en un ser multitasking, se reconoce los malos hábitos laborales que puede generar. La sola idea de ir dejando tareas abiertas, se convierte en uno de sus mayores riesgos. Muchas personas van olvidando o por la carga diversa, no pueden concluir procesos, informaciones, resultados, o peor aun dar retroalimentación sobre lo pendiente. 

Esta costumbre hace que se vayan acumulando ciclos incompletos en el trabajo, pero está demostrado que incluso generan un mal hábito psicológico, tan dañino que impide a quien lo sufre, hasta poder desconectarse y descansar. 

Algunas recomendaciones para que aprendamos a cerrar ciclos:
  1. Antes, reconoce que la disciplina es un músculo que como tal podemos ejercitar y fortalecer, y decídete a fomentarla en tu trabajo y en la vida. 
  2. Desarrolla la paciencia, ser constante con el reconocimiento de que todo lleva un proceso y un tiempo, te ayudará a ir trabajando conformando unos resultados adecuados. 
  3. Escribe un Plan, por mínimo que sea, por sencilla, o breve que sea la tarea o el proyecto. Escribirlo te ayudará, porque de esa forma tienes un guión para actuar de forma centrada, con firmeza pero con flexibilidad, sabiendo hacia donde vas.
  4. Haz una Agenda diaria, récord de actividades o vitácora...ve cumpliéndola y, al final del día repásala...esto te ayudará a dejar las responsabilidades ahí...en carpeta, no llevártelas dando vueltas en tu cabeza....y al otro día, sabrás de inmediato dónde seguir...
  5. Otra buena idea es empezar tu jornada con las tareas que te desagradan. En la mañana estás cargado de energía, y ese empuje te permitirá avanzar en las cosas que te disgustan, sobretodo con la esperanza de que te esperan las cosas que sí te gustan; y, como te agradan, entonces no importa que estés cansado, cuando llegue el momento de realizarlas, igual te motivarán. 
  6. PIENSA Y HAZ: date la oportunidad de pensar previamente cada paso, de esta forma estas apropiándote de lo realizado, y, al hacerlo de forma consciente podrás entender las etapas, saber porqué hiciste o dejaste de hacer cada cosa, y seguir adelante.                                                      
  7. Sé coherente: Cuando dices lo que haces te mantienes fiel a los principios y razones. Ser coherente te dará mas confianza para el siguiente paso.
  8. Trata de obtener la respuesta adecuada y resolutiva (es decir la opción que de verdad, resuelve el tema) Ejs. para una autorización espera una orden, para un archivo cuál es el curso, para un pago espera el efectivo, cheque u otros...es decir trata de que la salida dé repuesta a la petición. en ocasiones perdemos mucho tiempo con resultados que no dan respuesta a la cuestión inicial, entonces seguimos en el dilema y hemos perdido tiempo.
  9. Consigue evidencias, pruebas, indicadores de lo que hay que hacer, de lo que debo hacer, de lo que se ha hecho, de lo que se ha autorizado, de los resultados, de lo realizado....en fin de todo!
  10. Y finalmente, CELEBRA LOS PEQUEÑOS LOGROS...cuando enfrentamos grandes proyectos es importante ir celebrando cada pequeño éxito, un sí, una firma, la conclusión de un informe, un reconocimiento, una entrega a tiempo, etc. ....esto te carga las pilas para ir adelante.
Recuerda: Tener respuestas pendientes, facturas sin pagar, balances inconclusos, informes incompletos, llamadas por hacer, correos por leer o contestar, o cualquier otro pendiente en el trabajo o peor aun en la vida (irte sin decir adiós, perdones por dar, preguntas por hacer, u otros) no te ayuda, te perjudica creando en ti un mal hábito Psicológico, la sensación de inacabamiento.

  • Aprende a cerrar tus ciclos y tus relaciones de trabajo mejorarán.
  • Aprende a cerrar tus ciclos, y estarás mas centrad@, menos estresad@.....en fin serás más feliz.....
  • Y, si vas a dejar o necesitas dejar un ciclo abierto adrede, trata de que sea una decisión, por ejemplo: "esto lo termino mañana"....esa también es una forma de cerrar...

Feliz Navidad......



MUCHAS BENDICIONES!!!

Indiana


No hay comentarios:

Publicar un comentario