"Soluciones de desarrollo humano al servicio del Desarrollo Organizacional..."

lunes, 7 de mayo de 2018

¿CUÁNDO EL TRABAJO DEJÓ DE SER?

Nuestro artículo del mes, para la Revista Ritmo Económico, muchas gracias por la Publicación de Zonia Tejada.

Hay una queja generalizada tanto de empleadores “que no encuentran empleados cualificados para sus vacantes”; como de los jóvenes y adultos que “no encuentran empleo o bien los que encuentran son mal pagados”.
Antes de entender este fenómeno hay que recordar algunas consideraciones:

  • El nivel de desempleo en el país, para la población de 15 y 29 años sigue siendo uno de los más altos de toda América Latina con un 25%, y más alto si lo vemos desde el punto de vistas de las mujeres jóvenes.
  • Al mismo tiempo, no olvidemos que 1 de cada 5 egresado universitario no encuentra empleo, el primer año de graduado.
  • Los jóvenes siguen escogiendo carreras sobrepobladas, que nada tienen que ver con lo requerido por el mercado laboral; porque lamentablemente en nuestra querida nación no se planifica la formación superior, por lo que los muchachos van a la carrera que “perciben” tiene mejores posibilidades de empleo, o bien, les resulta más fácil de aprobar, o porque “no tiene números”, o “porque dura menos”, y otros graves errores de orientación.
  • No podemos dejar de lado los serios problemas de formación de los niveles básicos, donde estudios han develado los serios problemas de la educación inicial y básica, sobre todo en la lecto-escritura y matemáticas. En estas investigaciones se ha encontrado que la República Dominicana sigue “dentro del grupo de países con los peores resultados en el logro de aprendizaje en matemáticas, español y ciencias naturales, en tercero y sexto grado de primaria” Y estas deficiencias impiden que más tarde se logre una formación de calidad.
  • Un grave tema a resolver en cuanto a los requerimientos de las organizaciones, muchas ya enroladas a modelos tecnológicos, investigativos e innovadores que reclaman perfiles profesionales de elevado nivel.
  • Porque los índices de productividad por trabajador han ido en aumento en la última década, pero bajo, sin embargo, esto no se ha reflejado en los salarios percibidos por los mismos.
  • Las publicaciones del Banco Central vemos que “el comportamiento de la productividad observado durante los primeros 15 años del siglo XXI no es muy distinto al observado durante la segunda mitad del siglo XX”. Lo que alarma, porque pinta un panorama de desarrollo ralentizado para los dominicanos, aunque el Capital humano presenta crecimiento, éste ha sido por igual, muy bajo para las expectativas de los mercados, volvemos entonces al factor educación y la calidad de la formación.
  • Entonces, la realidad con las empresas está caracterizada por:
  • Todo esto, unido a modelos de reclutamiento matizados por las recomendaciones, el factor político, el clientelismo, y la familiaridad, dificulta constantemente el acceso de nuestros muchachos a los empleos promedios del mercado.
¿ENTONCES, QUÉ OPCIONES TENEMOS PARA CERRAR ESTA BRECHA?:
  • Seguir interviniendo el Sistema Educativo Nacional a todos los niveles, para la mejora de su calidad.
  • Fomentar la aprobación de la Ley del primer empleo, que permita el incentivo a la empleabilidad de trabajadores jóvenes.
  • Seguir desarrollando el Modelo de las Pasantías Ocupacionales que ponen a los jóvenes en contacto con el mundo del trabajo, y a los empleadores les brinda fuerza laboral fresca, y dinámica.
  • Que el Estado propicie una discusión que genere políticas serias sobre la problemática del empleo, salarios, costos de los trabajadores, y empleabilidad en el país.

 ¿Qué sentido tiene correr si vamos en la dirección equivocada? – Proverbio alemán.

martes, 30 de enero de 2018

¿Qué hace perfecto a un lugar de trabajo?

Siempre creemos cuando llegamos al lugar de trabajo, que todo está hecho, o bien, que eso es lo que se encontró…pocas veces pensamos que, ese lugar ha sido pensado” y “diseñado” para que los demás puedan trabajar de forma cómoda y adecuada.

Pero ¿qué debe tener un lugar de trabajo, para que se pueda considerar “adecuado”?

1º). Lo primero es que hay que considerar el tipo de trabajo que se va a desempeñar en ese lugar, por ejemplo: si recibe público, si no; si es trabajo mental o físico que ejecutarán las personas para poder delimitar la ubicación de los cubículos u oficinas; para que los espacios se diseñen y ubiquen, acorde a esas tareas y ambientes que se necesitarán.

 2º). Lo siguiente a tomar en cuenta y muy importante es la seguridad del local y los espacios. Es una obligación legal de las empresas el cuidar de la “integridad física y psicológica de su personal”, por lo que cuando se diseñan espacios de trabajo hay que considerar los riesgos de seguridad física, ambiental, climática, estructural y otros, para incluir en los ambientes elementos que prevengan situaciones dolorosas y/o irremediables.

 3º). Se considera por igual, los recursos de que se poseen, los locales cuestan, el trabajo de diseño cuesta, el mobiliario y separación de espacios, así como la decoración es un componente elevado del presupuesto de las empresas, entonces hay que lograr alcanzar los dos primeros elementos dentro del rango y limitaciones que posee la organización.

 4º). Cuando se definen espacios de trabajos, hay que incluir disponibilidades para la higiene y disposición de desechos del personal, baños, lavamanos y en ocasiones, a partir del tipo de trabajo y las normas, incluso se deben incluir baños completos, con duchas, individuales y/o comunes. Hay empresas que, por normas internacionales, tipo de trabajo y productos que producen, tienen reglas para el personal que incluyen que se bañen en la misma organización. O también puede que sea una empresa del sector de farmacéutico, modelaje, artística, obreros (pintura, albañiles, u otros) deportes y/o de entretenimiento…que ameritan que las personas se cambien e higienicen en sus jornadas.  

 5º). Hay que incluir áreas para la disponibilidad de alimentos y agua. Algunas empresas llegan a tener sus propias cocinas y hasta restaurantes, pero si esto no se puede llevar a ese nivel, o bien, por el número de empleados, dinero disponible o tamaño de la empresa, pues lo que hacen las otras organizaciones es disponer de facilidades, como un comedor, bebederos, fregadero, u otros elementos que permitan alimentarse e hidratarse a las personas de forma respetuosa, higiénica, segura y cómoda.

6º). También hay que cuidar si en algunos puestos de trabajo se manejan datos confidenciales o recursos, como dinero, fórmulas, u otros. Es decir, cuidar que la localidad para la confidencialidad y secretismo sea adecuada. Entonces, hay que cuidar que el ambiente para esos puestos de trabajo, estén ubicados adecuadamente. Ej. Un consultorio médico o de Psicólogos, un área financiera, contable, el área de Calidad, investigación y desarrollo u otras localidades de acuerdo a la organización en la que estemos trabajando.

7º). Igualmente, se deben haber espacios abiertos (techados o no), que puedan ser utilizados como centro de emergencias ante situaciones de desastres que pudieran presentarse. Hay que disponer de espacios de parqueos (con políticas de uso, seguridad e higiene; e incluso muchas organizaciones como Google y otras, poseen jardines internos, gimnasios, canchas de tenis u otros. Recuerden que, siempre se dispondrán de acuerdo con la localidad que se tenga, tomando en consideración las políticas de la institución y/o a lo que deseemos y podamos brindar a nuestra empleomanía.

8º). Finalmente, las empresas consideran incluir en sus localidades, áreas multiusos, que pueden ser salones para reuniones, talleres, bibliotecas u otras actividades. A veces estas mismas se usan como Comedor, controlando los horarios, distribución e higiene con que se usan.

En fin, luego de ver qué. tipo de trabajo haremos y considerar la integridad de las personas, lo más importante es garantizar la seguridad del local y el flujo de los trabajos.
Muchas gracias por la oportunidad.


Indiana Tamarez, Psicóloga Industrial, Maestría en Alta Gerencia, especialista en Gestión Educación por Competencias, Autora de libros. Profesora de Maestrías en Gestión Humana, Alta Gerencia, educación y otras. Directora Ejecutiva de Agrhupa, SRL y Presidente de TRANSFORMARE-ONG

martes, 7 de noviembre de 2017

Desvanecimiento*de los límites**

Por Indiana TamarezNov. 2017


Desde agosto de este año, traigo este artículo “atravesado en la garganta”... he querido gritarlo, comentarlo, publicarlo y hasta ahora saco el espacio para poner en orden las palabras de indignación e impotencia, pero, ha sido increíble que, en la medida en que lo hemos ido posponiendo, se hayan sumado mucho más hechos que alimenten estas líneas, lamentablemente, para brindarnos muchas más razones de escribir nuestro parecer.

Desde hace unos años en la República Dominicana hemos ido viendo un despreciable incremento de abusos, asesinatos, violaciones, secuestros y más en contra las mujeres. Pena de que este año, la cosa se ha tornado gris y peligrosa hacia las más jóvenes. Sólo leer los últimos casos, nos alerta sobre las degradantes conductas que exhiben y la clase de ser humano en que se han ido convirtiendo los abusadores, cuyos actos son cada vez más violentos, salvajes y descarnados sus delitos, a pesar de ser “allegados” a las víctimas.

Las madres dominicanas estamos espantadas, asustadas, temerosas, nerviosas, aterradas, acobardadas, de que alguna de estas situaciones pueda llegar, Dios no lo quiera, a nuestras casas. He leído innumerables análisis, comentarios y propuestas sobre esta realidad. Cada una con su poco de razón, miles de opiniones sin que nada pase a ser una intención real y cierta de solución. Para todos, esto es lo más penoso, que nadie parece preocuparse por cuál será la solución.

Algunas de las opiniones giran en torno al fondo, otras en torno a la forma…algunas de esas teorías tratan de identificar culpables…y creo fielmente que nadie se escapa de culpabilidad, si hacemos un sincero ejercicio de estudio sobre nuestra realidad social; si hemos de buscar culpables, habrá que reconocer que, por muchos años, todos nos hemos quedado indiferentes ante el “Desvanecimiento de los Límites” en la sociedad dominicana.

Muchos saben que el hecho de que la vida se haya tornado tan cara, el derecho e interés de desarrollo de las mujeres, y los cambios socioeconómicos que hemos vivido, han obligado a las madres a dejar los hogares y a sus familias en mano de quién sabe qué personas, que cosas o estímulos. El trabajo de la mujer si bien ha brindado oportunidades profesionales y personales maravillosas, también nos ha forzado a desprendernos de la crianza de los hijos; para lo cual hemos de hacer esfuerzos sobrehumanos que nos han convertido en tele-madres, pulpos que con un sólo cerebro y dos brazos tratamos de abarcar más allá de nuestras posibilidades. Esto se une a que la mayoría de los hogares dominicanos son regenteados por madres solteras, la irresponsabilidad paterna que impera en muchos de nuestros hombres hace que, al momento de la separación de la pareja, también ellos lo hagan de sus hijos y, pretendan luego achacar el fracaso de la crianza a la que, paradójicamente ha sido la única que la ha asumido.

Es fácil juzgar desde fuera, hay que estar en los “pantalones” de muchas de esas mujeres para respetar el tener que ser equilibristas y, con escasas fuerzas, poco dinero, poco tiempo, mucho esfuerzo y desvelo lleven sus hijos adelante, sin la presencia del progenitor.

Pero, los límites se han ido desvaneciendo en muchas otras áreas que no sólo es la pareja ausente. Los límites hace tiempo que se han ido borrando por las aspiraciones reales, que tenemos sobre el futuro de nuestros hijos. Muchos padres creen ciertamente que su ausencia, puede ser llenada con “cosas regaladas”, pero lo peor es que esa creencia se está justificando cuando se expone a chicos muy indefensos, inmaduros y desconocedores a una avalancha de información, datas y gráficas de cualquier tipo, descontrolada y feroz, a través del acceso sin control a la tecnología de cualquier nivel.

Por ejemplo, hemos visto a través de la televisión y otros medios y, desde hace mucho tiempo, cualquier cantidad de “instrucción” sobre como armar un cigarro de marihuana o inhalar otras cosas, instalar una bomba, planear un secuestro, una artimaña engañosa, un ataque terrorista, un asesinato de cualquier nivel y mucho más. Me dirán eso siempre fue así, pero, muchas familias tenían horarios, controles parentales, que permitían “mantener a salvo de semejante exposición a nuestros chicos”; en este momento, eso ha cambiado, no hay horarios…y aunque los haya, ellos tienen en sus manos acceso libre a cualquier barbaridad, incluso sin que nos demos cuenta. Así pues, justo en nuestras narices, pueden hacer lo que quieran y aprender lo que deseen, o bien “desaprender” lo que no necesitan.

Lo más preocupante no es sólo que eso les ocurra a los chicos y chicas de hoy, que por su condición, edad e inmadurez son más vulnerables, lo peor, lo más triste es que muchos padres participen de ese ensamblaje al cual nos han arrastrado, dejándose llevar por una sociedad falsa, llena de exigencias vacías, que nos hacen trabajar el doble y más para “consumir” y darles a nuestros hijos “lo que ellos no tuvieron”. Que espantosa afirmación, que sórdida condición, alejarnos de valores reales para caer en una carrera sin fin de “tener-tener”, llegando incluso a competir para “romper ojos” a nuestros semejantes, por lo adquirido. No pensamos en el alto precio que debemos pagar, para mantenernos en una pista de competitividad equívoca. Una carrera materialista que nos deshumaniza, sin ni siquiera percatarnos.

Se siguen desvaneciendo los límites, cuando no medimos las consecuencias. Cada vez veo más padres sobre todo padres muy jóvenes, malformar a sus hijos, por ejemplo, preguntándoles: “Que quieres cenar? En los supermercados, tiendas y restaurantes, usted los ve, apoyando que sus crías se comporten como pequeños monstruos, ingobernables, hasta he vivido como sus mismos padres declaran impotencia ante su crianza: “no puedo con este muchacho”, “no sé qué hacer”, y al final se vive la gobernanza de los “locos bajitos” como dice Joan Manuel Serrat. O peor les preguntas “Y fulanito(a)?” y te declaran sin ningún bochorno “no sé” ...cómo no sabes dónde están TUS HIJOS?

Pero, se siguen desvaneciendo los límites, cuando tras un afán “hedonista y/o egoísta”, incluso después de los horarios del trabajo, en vez de volver a casa los padres seguimos “nuestras vidas personales”, llenas de gimnasios, paseos, diversión, bebidas, casinos, bailes, amistades y más, como “si ser padres incluyera horas o días libres”. Al parecer hemos olvidado que el rol de Padre, Madre o Tutor es para toda la vida; y, en todo caso, si usted no desea esa responsabilidad vitalicia, simplemente “no tenga hijos”, así de simple, porque es este un fardo voluntario que en señal de madurez se asume entre dos; no son nuestros hijos los que piden venir al mundo, por lo tanto, asuma su parte.

Por otro lado, se han seguido desvaneciendo los límites, cuando en nuestra sociedad se obtempera cada vez más a los graves delitos que se cometen, cuando la impunidad nos hace impotentes, cuando no nos hacemos corresponsables de las cosas positivas, se desvanecen los límites cuando no somos capaces de modelar la conducta colectiva de una sociedad, hasta el punto de confundir lo “bueno con lo malo” y premiar inconductas que son cada vez más descaradas y faltas de moral, de probidad y valores humanos. Nuestros chicos están confundidos, desviados y, han creído que es adecuado y honesto tener las “Cosas a como dé lugar”, que los medios no importan siempre que se logre “ser exitoso”.

Por eso esto ha desbocado en una sociedad clasista, enviuda en el tener, en el bulto, en el allante, a la que no le importa quién eres, ni lo que hagas, sino si posees lo que ellos, además, han descrito que “tú deberías tener”. Y eso lo han asumido nuestros hijos, no importa si es producto del trabajo honesto o no lo es, lo importante es tener esa jeepeta, ese último IPhone, lo último, “para destacar”. Y por eso hay que endeudarse hasta la coronilla, para aparentar una bonanza que ni en sueño, podemos mantener trabajando. Como nos está pesando este nuevo modelo.

Pero estamos desvaneciendo los límites, cuando además estamos acostumbrándonos a adorar “falsos ídolos”, seres despreciables, pero “de moda” …y nuestros hijos comienzan a imitar esos comportamientos. Seres de plásticos que han cambiado hasta nuestra fisionomía cultural con “modelos importados”, como dice Rubén Blades. Porque la globalización trajo de todo en su barco, pero “de todo”. Por eso, esa sensación de que hemos perdido nuestra querida RD…recibimos cualquier “clase de sujetos” sin ni siquiera saber sus nombres o propósitos…pero, igual, personas de cualquier recóndito rincón del país, sin haber recibido formación alguna, es decir, sin haber “abierto los ojos”, descubren “el esplendor de sociedades avanzadas” que les deslumbran y en menos tiempo de lo que se cree, logran cambiar su personalidad y sus valores, por cajas de comida, ropas, bebidas, falsa bonanza y más, haciéndoles hasta “cambiar de identidad”, normal!

Si no, se siguen desvaneciendo los límites, cuando nos llegan visitas indeseables, disfrazados de gente buena, y como seguimos “deslumbrándonos con espejitos” nuestros apellidos ya son de cualquier fonética, porque al final, “nuestras mujeres necesitan un hombre para sobrevivir”, como se ha dicho. ¡Qué gran tristeza siento, qué impotencia! Estas “parejas internacionales” o no, son en su mayoría, hombres mayores que no son amados, sino admirados por nuestras niñas; se convierten en tabla de salvación para las chicas pobres de nuestros barrios. Y ahora más que se “elogia y fomenta esa decisión hasta en comerciales”. Esas niñas son literalmente “vendidas por sus padres” que ven esta penosa situación como tabla de salvación de la familia, a una pobreza abyecta que no hemos aprendido a superar: sin opciones, nuestras niñas son caldo de cultivo de viejos depravados, que mienten a sus propias condiciones físicas y alteran con alcohol sus condiciones mentales, yendo al gimnasio, haciéndose cirugías o tomando pastillas para “sentirse” hombres capaces, “con la maravillosa complicidad de sus suegros”…triste muy triste (ver link “La Peor Novela del UNICEF:https://www.google.com.do/search?q=la+peor+novela&oq=la+peor+novela&aqs=chrome..69i57j0l5.2903j0j7&sourceid=chrome&ie=UTF-8_

Pero seguimos desvaneciendo los límites, cuando cada vez más hacemos mayor culto a una belleza fabricada, falsa, en las nalgas, senos, pelo, pestañas, uñas o cualquier artilugio que sirva para “hacernos sentir seductoras” y poder salir a la caza de cualquier oportunidad, que nos liberará. Sobre todo, si ese es el “modelo de belleza” que ellos esperan o admiran, pues se les van los ojos detrás de una “chica plástica” y vuelvo a recordar a Rubén Blades.

Pero, seguimos desvaneciendo los límites, cuando apoyamos una disque “música” que desvaloriza a la mujer y nos incita dar sentido a la vida sólo si tenemos sexo constante, duro, con posibilidad de ser “felices los cuatro”. Forzando a los muchachos a una falsa virilidad, imposible de mantener y entonces hay que tomar “otra pastilla”, o una botella líquida para poder “seguir bebiendo porque me guta esa vaina”… o mejor, invitar a las chicas a que si “él no te resuelve”, lo hagas tú “con tu amigo en el baño”. Promoviendo una falsa sexualidad, sin amor, sin respeto y sin sentido, como vicio que les hace sentirse cada vez más vacíos, son llevados a “cosificarse” y deberán entonces buscar la razón de sus vidas en las drogas, desvaneciendo los límites, hasta quedar abandonados en la tristeza, depresión, falta de razón y futilidad que les guía hasta la misma muerte.

Todos estamos muy forzados con el estilo de sociedad actual, las personas que hablamos de seriedad, de honestidad, los que trabajamos durísimo, los que no le debemos un chele a nadie, los que madrugamos y nos desvelamos, los que peleamos con lo mal hecho… somo los mal vistos. Porque debes sumarte al proceso de descomposición, si no estás “quedao, totao, viejo o pasao” … si no dejas, por ejemplo, salir a tus hijos en condiciones seguras, eres retrógrado. Pero, al final, ¿cuál es la verdad? Tuve que pasar por muy malos ratos, hasta que mis hijos crecieran, comprendieran y conocieran la verdad. Los verdaderos padres, los reales, los comprometidos y preocupados, los que forman a sus hijos porque los aman y quieren que sean personas de bien en el futuro, sobre todo realizados y felices; estamos compelidos a pelear con fuerza con este modelo que está arrancándonos a nuestras mujeres, pero peor aún a nuestras niñas.

La violencia nos arropa y éste es el mejor momento para enfrentarla, para detenerla. Con 30 años de atraso, debemos volver A NUESTRA FE EN DIOS, debemos REGRESAR A LA FAMILIA, debemos VOLVER A CASA, al amor real, a los verdaderos valores. Es el momento ideal para repensar en las que, y los que se han ido, y tomar acción sobre el futuro, para que situaciones tan desgarrante como las vividas, no se repitan.

Para evitar que sigamos desvaneciendo los límites, debemos detenernos en el “sí importa” que hemos olvidado; logrando que las familias se recompongan, retomar la disciplina los buenos ejemplos, con hábitos simples a retomar, que los niños tiendan su cama, se acuesten temprano, que los padres sepan dónde y con quien están, que todos sepamos donde estamos todos y todo el tiempo, que nunca nos alejemos de las personas buenas, que el noviazgo vuelva a ser un espacio de conocerse, no de tener sexo sin control, que comamos en la mesa, que retomemos la conversaciones familiares para que las madres y los padres, puedan aconsejar a sus hijas e hijos, cuando se les revuelvan las hormonas de la forma más naturalmente esperada.

Que podamos recuperar esa nación perdida, que podamos entender que lo material es sólo eso, un espejismo que no funciona si dentro de quien lo recibe, no hay ALMA. Que nuestros hijos sean educados en la fortaleza moral, espiritual y el discernimiento, que les permita tomar decisiones inteligentes ante los retos de la vida…pero, sobre todo que puedan decir NO, cuando así lo necesiten.

Hace poco el Listín Diario publicó que, en la República Dominicana entre los años 2005 y 2016 hubo 1,166 casos de feminicidios en el país, según estadísticas de la Procuraduría General de la República (PGR), y que en los primeros seis meses de 2017 van 43 mujeres asesinadas, con lo que el dato se eleva a 1,159. Por igual, al hablar de “agresión sexual”, la Procuraduría reporta 1,505 víctimas y de éstas, el
87.5 % fue del sexo femenino, a enero del 2017.  Y eso que no habían muerto las casi 30 de septiembre y octubre…

Evitemos seguir siendo cómplices de este desvanecimiento de los límites, volvamos a ser padres y madres responsables, mejor que nos odien temporalmente en su adolescencia, a tener noticias funestas e irreparables para toda la vida.  Insistamos en una sociedad limpia, justa, organizada, en paz…en la que nuestros hijos puedan ir al cine sin sobresaltos. Si no lo hacemos hoy, si no lo hacemos ahora…seguiremos teniendo (Y Dios nos libre) muchas Emely, Kimberly, Karla Massiel muchas y muchos otros más.

Eduquemos, controlemos, exijamos como sociedad nuestros derechos a justicia como lo han hecho muchas comunidades. ¡Busquemos modelos sanos de ejemplos para nuestra población!
¡VOLVAMOS A CASA, LOS BUENOS SOMOS MAS!

¡El Señor proteja esta nación, hoy y siempre!





* Desvanecimiento: “Desaparición de una cosa que se produce poco a poco o con lentitud” Diccionario Larousse
**Límite: Punto o línea que señala el fin o término de una cosa no material; suele indicar un punto que no debe o no puede sobrepasarse. Diccionario Larousse

miércoles, 17 de agosto de 2016

Nace TRANSFORMARE!

Después de 27 años de servicio en el mercado dominicano y la Región del Caribe, Agrhupa, SRL sigue creciendo, primero en el 2011 forma su Cooperativa de Ahorros, Crédito y Servicios Múltiples de Profesionales Independientes, COOPROINDE, dirigida a profesionales y emprendedores del país; y en esta ocasión agosto del 2016, les comunicamos que nuestro consejo ha decidido invertir esfuerzos, recursos y energías, para proyectar la primera ONG dominicana dirigida a temas de trabajo, y que posee los siguientes objetivos
  • Conformar una entidad sin fines de lucro que apoye a las personas a partir de los 12 años, con orientación, actividades formativas, asesoría técnica, investigación y otras, relativas a la cultura emprendedora, formación para el trabajo decente y fomento e incubación de proyectos de desarrollo diversos. 
  • Generar modelos de desarrollo personal e institucional que permitan construir una cultura de aprecio, preparación, competencias y desarrollo del trabajo independiente, contratado y/o generando nuevas oportunidades a través de los emprendimientos.
Transformare tiene como misión
"Apoyar de forma individual y colectiva el desarrollo de las personas en formación y orientación por y para el trabajo, cultura emprendedora y empleo."

y como Visión:
"Conformar una institución con alcances regionales, que difunda un modelo de servicios, coaching, capacitación y el fomento de proyectos para motivar el trabajo decente, construyendo una filosofía distintiva de revaloración del trabajo, emprendimientos y el aprecio de las nuevas generaciones por la vida productiva; auspiciada por un Equipo de profesionales competentes y motivados."

Transformare apoyará a mujeres, jóvenes y caballeros desde el inicio de la vida productiva, hasta el término de su vida laboral. Entre nuestros servicios se cuentan:
  • Servicios de naturaleza colaborativa, formativa, económica, privada, sin fines de lucro, dirigida a fomentar las conductas, competencias y actitudes dirigidas al desarrollo personal, laboral y social para el fomento de trabajo de calidad y proyectos de emprendimientos viables, fortaleciendo la vida productiva de las personas, a partir de los 12 años de edad
  • Orientación Vocacional y Profesional.
  • Orientación Legal Laboral.
  • Formación para el Empleo. 
  • Club de Profesionales.
  • Programa de radio y/o televisión para apoyo social en estos temas.
  • Entre otros!!
Correo: ongtransformare@gmail.com

Ven con nosotros ....apoya esta iniciativa social y laboral! 






jueves, 7 de abril de 2016

Temas relevantes!
Amplían Licencia Pre-Post Natal a 14 semanas:

Luego de varios meses de desinformación, rumores y malas prácticas, finalmente el Estado dominicano ha autorizado el inicio de la aplicación de la ampliación del Período de las Licencias Pre-Post Natal, para las trabajadoras.

El Congreso Nacional de la República Dominicana emitió la Resolución No. 211-14, la cual aprueba el Convenio No. 183 (2000) sobre la Protección a la Maternidad, adoptada por la Organización Internacional de Trabajo (OIT) en Ginebra en el año 2000, Resolución que fue publicada en la Gaceta Oficial No. 10761, de fecha 09 de julio de 2014. Dicho Convenio establece en su Artículo 4, que toda mujer tendrá derecho a una licencia de maternidad de al menos 14 semanas, previa presentación de un certificado médico u otro certificado apropiado que indique la fecha presunta del parto. Así las cosas, se evidencia un choque entre la norma nacional que dispone una licencia por maternidad de 12 semanas y la norma internacional que dispone 14 semanas, creando así una revolución en el Derecho Laboral en la República Dominicana.

El Convenio No. 183 sobre la Protección a la Maternidad de la OIT, adquirirá fuerza legislativa y modificará el actual Artículo 236 del Código Laboral, cuando mediante la comunicación que haga el Gobierno Dominicano al director de la OIT sobre su aprobación y correspondiente, se registro, lo cual, a la fecha, no había sucedido hasta el pasado mes de marzo 2016.

Entonces, finalmente, SI, ya ha sido ratificada la Resolución para ser aplicada a partir del 9 de febrero del 2017. *Algunas notas tomadas del Bufete  J.M. Cabral y Baéz

viernes, 29 de enero de 2016


Compartimos con ustedes un muy interesante Artículo de la REVISTA ATALAYA 
del 1ero. de febrero, 2015 (Págs. 4, 5 y 6)

Cómo disfrutar del trabajo duro? (Según la Biblia)
“Que todo hombre coma y realmente beba y vea el bien por todo su duro trabajo. Es el don de Dios.” (Eclesiastés 3:13.) Si Dios quería que disfrutáramos de nuestro trabajo, ¿no sería lógico que también nos mostrara cómo? (Isaías 48:17). Afortunadamente, eso es lo que él hace en las páginas de su Palabra, la Biblia. Veamos los siguientes consejos sobre cómo hallar satisfacción en el empleo.

VEA EL LADO POSITIVO DE SU TRABAJO
Sea que su empleo requiera esfuerzo mental o físico, nunca olvide que “de toda labor se obtiene alguna ganancia” (Proverbios 14:23,Versión Israelita Nazarena). ¿Qué clase de ganancia? Para empezar, el trabajo nos ayuda a cubrir nuestras necesidades. Es cierto que la Biblia promete que Dios cuidará de los que se esfuerzan por servirle (Mateo 6:31, 32). Pero también dice que nosotros tenemos que hacer nuestra parte y trabajar con diligencia (2 Tesalonicenses 3:10).
Vea su empleo como un medio para conseguir un fin: cumplir de manera digna con nuestras responsabilidades. Joshua, de 25 años, asegura: “Ser autosuficiente es un logro. Si eres capaz de cubrir tus gastos, se puede decir que tu empleo ha cumplido su propósito”.
Además, el trabajo arduo eleva la autoestima. ¿Por qué lo decimos? Porque trabajar duro no es fácil y puede ser aburrido, pero si somos disciplinados y no renunciamos al esfuerzo, tendremos el gusto de saber que hemos dado lo mejor de nosotros; le habremos ganado la batalla al deseo de tomar el camino más fácil (Proverbios 26:14). Y eso produce un enorme sentido de satisfacción. Aaron, a quien mencionamos en el artículo anterior, afirma: “Puede que esté agotado al final de un largo día o que mi labor haya pasado desapercibida; pero yo sé que he logrado algo y me encanta esa sensación”.

HÁGASE UN EXPERTO

La Biblia alaba al hombre que es hábil en su trabajo y a la mujer que trabaja diligentemente con sus manos (Proverbios 22:29; 31:13). Por supuesto, es imposible convertirse en un experto de la noche a la mañana, y a nadie le gusta hacer cosas que no se le dan bien. Quizás sea por eso que a muchos no les gusta su empleo: porque no se esfuerzan lo suficiente como para hacerse expertos.
En realidad, uno puede aprender a disfrutar de casi cualquier tipo de empleo si tiene la actitud correcta, es decir, si se concentra en aprender a hacer las cosas bien. “Esforzarse al máximo y ver resultados es muy agradable —dice William, de 24 años—. Esa satisfacción nunca la tendrás si sigues la ley del mínimo esfuerzo.”
PIENSE EN CÓMO BENEFICIA SU EMPLEO A LOS DEMÁS

No caiga en el error de pensar solo en cuánto dinero le pagan. Pregúntese: “¿Por qué es necesario mi empleo? ¿Qué pasaría si nadie lo hiciera o si se hiciera mal? ¿Cómo beneficia a los demás lo que hago?”
Esta última pregunta es especialmente importante, ya que la respuesta puede ayudarnos a disfrutar más de lo que hacemos. Después de todo, Jesucristo dijo: “Hay más felicidad en dar que en recibir” (Hechos 20:35). Además de los que reciben un beneficio inmediato de nuestra labor —como nuestros clientes o nuestros jefes—, hay otros a los que también beneficiamos: nuestra familia e incluso quienes están en necesidad.

Nuestra familia. Cuando un padre o una madre se esfuerzan por atender las necesidades de su familia, la ayudan al menos de dos maneras. Para empezar, se aseguran de que tengan lo básico: comida, ropa y techo; así cumplen con la responsabilidad que Dios les ha dado de mantener a “los que son suyos” (1 Timoteo 5:8). Y en segundo lugar, les enseñan con el ejemplo la importancia de ser buenos trabajadores. Shane comenta: “Mi padre tiene una ética de trabajo ejemplar. Es honrado y ha trabajado mucho toda su vida, la mayor parte de carpintero. De él he aprendido el valor del trabajo manual, de hacer cosas que sean útiles para la gente.

Los más necesitados. El apóstol Pablo dijo que los cristianos deben realizar “trabajo duro”. ¿Para qué? “Para que [tengan] algo que distribuir a alguien que tenga necesidad”, añadió (Efesios 4:28). Si nos esforzamos por mantener a nuestra familia, tal vez hasta tengamos para ayudar a los más desfavorecidos (Proverbios 3:27). Así es, trabajar duro nos permite experimentar la felicidad de dar.

HAGA MÁS DE LO QUE LE PIDEN
En su famoso Sermón del Monte, Jesús les dijo a sus discípulos que si alguien con autoridad los obligaba a ir con él una milla, fueran con él dos (Mateo 5:41). ¿Cómo puede usted sacar provecho de esas palabras? En lugar de limitarse a hacer lo mínimo, haga más de lo que le piden. Póngase retos cada vez mayores: trate de realizar sus tareas más rápido y mejor. Dele cuidadosa atención a los detalles más pequeños.

Si hace eso, es probable que disfrute más de su trabajo. ¿Por qué? Porque no lo está haciendo por obligación, sino por gusto. Usted es el que toma la decisión y nadie más (Filemón 14). Eso nos recuerda el siguiente proverbio: “La mano de los diligentes es la que gobernará, pero la mano floja llegará a usarse para trabajo forzado” (Proverbios 12:24). Es cierto que quizás nunca seamos esclavos literales ni realicemos trabajos forzados. Pero si seguimos la ley del mínimo esfuerzo, podríamos sentirnos así: siempre esclavos de las exigencias de los demás. “Recorra dos millas” y se sentirá dueño de sus acciones.

MANTENGA EL TRABAJO EN SU LUGAR

Aunque trabajar mucho es admirable, recuerde que eso no es lo único en la vida. Es cierto que la Biblia nos anima a ser diligentes (Proverbios 13:4). Pero no a convertirnos en adictos al trabajo. Eclesiastés 4:6 dice: “Mejor es un puñado de descanso que [dos] de duro trabajo”. ¿Cuál es la lección? Es muy probable que un trabajador empedernido nunca vea el fruto de su labor porque su empleo consume todo su tiempo y energías. Eclesiastés dice que eso es tan absurdo como tratar de atrapar el viento.
La Biblia lo ayudará a ver su empleo con equilibrio. Es verdad que debemos trabajar con empeño, pero la Palabra de Dios también nos recuerda que hay que asegurarnos “de las cosas más importantes” (Filipenses 1:10). ¿Cuáles son algunas de ellas? Dedicar tiempo a la familia y los amigos, y más importante aún, a los asuntos espirituales, como leer la Biblia y meditar en ella.

Las personas que llevan una vida equilibrada disfrutan mucho más de su trabajo. William nos cuenta: “Uno de mis anteriores jefes es un excelente ejemplo de cómo ser equilibrado. Trabaja mucho y tiene muy contentos a sus clientes por la calidad de sus servicios. Pero cuando termina el día, sabe dejarlo todo atrás y concentrarse en su familia y en su religión. Y la verdad es que es una de las personas más felices que conozco”.

Lo que algunos opinan sobre el trabajo duro
“Cuando acabo cansado al final del día, tengo la sensación de que he logrado algo, de que he trabajado duro, y eso me hace feliz.” (Nick)

“Trabajar con empeño es la mejor manera de trabajar. Si vas a hacer algo que vale la pena, hazlo bien.” (Christian)

“El cuerpo humano puede hacer cosas extraordinarias. Una forma de agradecer el regalo de la vida es trabajando duro y ayudando a los demás.” (David)

Muy interesante, no les parece?
Hasta la próxima...

martes, 15 de diciembre de 2015


Cómo comportarse en la Fiesta de Navidad de la Empresa

 Ya llegan las fiestas de Navidad y como es costumbre cada año, vas a asistir a la fiesta de tu lugar de trabajo. Depende de ti divertirte y sumar puntos a tu carrera en una fiesta que, aunque parezca social, no lo es.

Nunca se debe de perder de vista que una fiesta empresarial es parte del ámbito laboral, cualquier miembro de una empresa, sabe que en algún momento va a tener que ir a una, estas fiestas son un tanto combinadas porque se mezclan el formalismo de la oficina y su política con el ambiente festivo.

 En la mayoría de los casos, una mala conducta o una conducta inapropiada en la fiesta marcará por siempre, dentro de la empresa, a la persona que la protagonice.

Por eso si lo tomas como una fiesta cualquiera en donde todo está permitido se darán pasos en falso de los cuales después podrás arrepentirte, pero si se sabe cómo disfrutarlas de forma inteligente, pasarás un agradable momento en compañía de tus compañeros, y sin necesidad de comprometerte.


¿QUé HACER?

1.  No olvides que, aunque se llame almuerzo, cena o fiesta de Navidad, se trata de un evento empresarial junto a compañeros de trabajo. En este caso, la palabra empresa pesa más que la palabra fiesta.

2.     Es muy importante que asistas a la fiesta. Tu asistencia fortalece tus relaciones con la empresa.

3.     Confirma el código de vestimenta si no está establecido en la invitación. Por lo general las empresas tienen su propio código y piden que se cumpla. Recuerda que no se trata de un evento social personal. Averigua si existe un Código de Vestimenta oficial para la fiesta. Si no existe, investiga qué es lo que la mayoría de tus compañeros llevará puesto, si es ropa para cóctel, formal o etiqueta y antes de llegar con una pareja asegúrate que puedas llevar compañía a la fiesta.

Las mujeres en especial, deberán ser conservadoras en su vestido ya que en este tipo de eventos no son bien vistos las faldas cortas, ropa ajustadas o escotes amplios o transparente. Demasiado brillo tampoco es conveniente, procura accesorios elegantes y moderados.

4.     Confirma si la invitación se extiende a otro miembro de la familia (pareja, esposo/a, hijos) o si está limitada al empleado, en ese caso debes asistir solo. Cuando vayas con compañía, preséntala e inclúyela en las conversaciones.

5.     En cuanto al horario, trata de ser puntual. Si piensas permanecer por poco tiempo en la fiesta llega a tiempo y retírate; y si piensas estar, llega un poco después de empezada la fiesta, no casi al final de la misma.

6.     Asegúrate de saludar a todos tus compañeros incluyendo a tus jefes y socios ya que en este tipo de eventos el no saludar a alguno de ellos te puede traer consecuencias laborales. Trata de llamarlos por sus nombres, es un gesto de elegancia y respeto. Mantén tu mano derecha libre para que puedas estrechar la mano al saludar. Mientras tanto, tu bebida debe estar en tu mano izquierda, no saludes con la mano fría o mojada.

7.     Por mucha bebida que haya en la fiesta o por mucho que te la ofrezcan, evita beber de más para salir de esa fiesta sin conductas inadecuadas que tendrás que encarar al siguiente día de trabajo. En general, evita dar malas impresiones.

8.     Come algo antes de salir de casa. Por lo general, este tipo de celebración tiene un programa extenso y las comidas se sirven tarde. Con un estómago vacío corres el riesgo de que te afecte la bebida o que te sirvas del buffet en exceso. Y luego en esta, aun habiendo suficiente comida y estando todo delicioso, no te sirvas exageradamente, puedes repetir o volverte a servir en pequeñas cantidades, pero un plato exagerado en alimentos también da mala impresión de tu persona.

9.     Evita regalar a alguna persona específica, a menos que sea de común acuerdo con tus compañeros de trabajo como, por ejemplo, si hay algún intercambio atente a las reglas establecidas, siempre comprando algo de buen gusto.

10. Estrecha relaciones dentro de la empresa. Este es el momento para compartir no sólo con tus compañeros de oficina. Además, dedica tiempo a conversar con personas que te pueden aportar dentro de la empresa. Esta es una fabulosa oportunidad para mostrar cómo eres en realidad en un ambiente social. Disfruta y diviértete siempre mostrando tu mejor imagen profesional. Recuerda que en ese evento se reúnen todos los directivos de la empresa. Mantén tus conversaciones positivas. No es el momento para críticas, chismes, reproches o bromas ofensivas.

11. Disfruta la fiesta. Muestra tu mejor sonrisa. Tu empleador gasta mucho dinero para agradar a sus empleados, así que disfruta el regalo que te hace la compañía.

12. Baila con moderación, no exhibas un comportamiento obsceno, o irrespetuoso hacia los demás.

13. Puedes invitar a tus compañeros a bailar, sean hombres o mujeres, es bien visto.

14. Participa en los brindis, rifas, juegos u otros que se soliciten. Muestra tu buena actitud, sin excesos.

15. Por último, acuérdate de agradecer la invitación a los anfitriones antes de irte de la fiesta aun siendo la compañía la que haya pagado los gastos, estos tips si los sigues saldrás con muy buena impresión de tus jefes y compañeros. Agradece en persona a la gerencia planificadora de la fiesta y extiende su felicitación por el éxito del evento, esto hablará muy bien de tu profesionalidad.


QUÉ NO HACER?
1.     Deja el coqueteo y cualquier conducta inapropiada. Diviértete bailando, pero no olvides el respeto y mantener tus manos para ti. Cuidado no vaya a ser la fiesta de la compañía un motivo de despido de tu trabajo.

2.     No monopolices las conversaciones, ni te excedas hablando de ti, es desagradable y te considerarán el aburrido de la noche.

3.     Cuidado con posibles desinhibiciones que pueden producir el exceso de copas. Lo que hagas y digas en esa fiesta quedará en el recuerdo de todos para siempre.

4.     No te “pegues” del buffet ni cargues con exceso de comida a tu casa, envolviendo comida o llevándola en tu cartera. La idea es disfrutar de todo con moderación, en el lugar del evento.

5.     De la fiesta sólo debes llevarte algún premio que te otorguen u obsequios para el público, no tomes artículos de decoración de la fiesta, sobrantes u otros.

6.     Cuidado con las fotos: no subas fotografías de tus compañeros de trabajo a tus redes sociales, ni los etiquetes, sin su permiso. Mucho menos si son fotografías indiscretas, esto le puede afectar a él y a ti.

7.     No asumas el papel del payaso de la fiesta, haciéndote el gracioso, con chistes o bromas sobre todo a costillas de los demás. No permitas un comportamiento que distorsione tu imagen profesional. Confundir la fiesta corporativa con una reunión amical: Como, por ejemplo, una oportunidad para buscar pareja, o emitir conductas sexuales provocativas.

8.     Este NO es el momento para hacer público un affaire con un compañero de trabajo. Evita poner a los demás en una situación incómoda.

9.     No interactuar con todos: Aislarse es otro de los errores comunes, desaprovechando la gran oportunidad de hacer nuevos amigos y construir redes de confianza.

10. Usar lenguaje inapropiado: Sea éste corporal o de malas palabras.

11. Tocar temas de trabajo o de condiciones laborales: Se pierde la oportunidad de ser conocidos en el plano personal por los compañeros de trabajo o cayendo inoportunos al jefe o al Gerente de RRHH.

12. Trata de no incidentar si se anuncian premios, ascensos, reconocimientos a otras personas, si tienes reclamos, hazlo oficialmente luego en Gestión Humana.

13. No tienes que cerrar la fiesta. Intuye cuándo es el momento adecuado para marcharte. A medida que pasan las horas, las personas toman confianza y se van creando afinidades entre ellas. Cuidado con los flirteos y otros gestos de cariño más allá de la amistad. No olvides que el próximo día de trabajo TODO volverá a la normalidad y el respeto debe mantenerse en el ambiente laboral.

14. Al abandonar el salón del evento, concluye la fiesta ahí. Evita salir en grupo o continuar celebrando en otro lugar, es de muy mal gusto dividirse en pequeños grupos que hacen su fiesta privada, además de arriesgado para tu reputación, el exceso de tiempo y de alcohol no son aliados de la prudencia.

15. Si consumes alcohol en exceso no debes conducir. En ese caso, haz los arreglos de transporte para regresar a casa.

 
Notas tomadas de la publicación de Mónica Berguer y Jackie Viteri
y enriquecidas por Indiana Tamarez,
Dic., 2015